Mi salud es vida

Otro sitio realizado con WordPress

Consejos de los dentistas para un buen cuidado dental

Telefonos dentistas

Llevar un buen cuidado de nuestra dentadura en el día a día es un factor fundamental si no queremos tener que visitar a nuestro dentista más veces de lo que sería deseable. Por ello, lo que necesitamos para tener unos dientes sanos y bonitos es seguir una serie de consejos. De lo contrario, no nos quedará más remedio que acudir a uno de los profesionales dentistas de cualquier lugar de España, como los que se anuncian en la web de Canal Dentistas (http://www.canaldentistas.com/).

En esta web los usuarios pueden encontrar el medio de contacto para acudir a cualquier profesional de este ámbito, sin importar su provincia o su ciudad de procedencia. Del mismo modo, se trata de una herramienta perfecta para que los profesionales de este sector se anuncien y consigan un mayor número de clientes (o al menos consigan aumenta su notoriedad pública a cambio de una inversión mínima).

Sin embargo, como decimos, muchas veces es más importante seguir al pie de la letra una serie de consejos básicos que a buen seguro nos van a ayudar mucho a mantener unos dientes en buen estado.

Por ejemplo, mucha gente no es consciente de que la dieta es más importante que el cepillado, a la hora de prevenir las caries. No obstante, el cepillado constituye una excelente práctica en sí misma. De todas formas, los efectos de una mala dieta no se ven disminuidos por cepillarnos los dientes más veces al día. Si sometemos a la dentadura a una exposición excesiva al azúcar, lo acabaremos notando igualmente en forma de caries antes o después.

Así mismo, se recomienda evitar comer entre horas y comer dulces después de las comidas, ya que justo después de comer se elevan los niveles de acidez de la boca, acelerando la disolución de la dentadura. De todas formas, si uno no puede resistirse a comer entre horas, los dentistas suelen aconsejar beber un poco de agua, mascar un chicle sin azúcar o hasta comer una pequeña pieza de queso, para ayudar a los dientes a volver a su nivel normal de acidez.

La hora ideal para llevar a cabo el cepillado no es inmediatamente después de comer, sobre todo si acabamos de ingerir una comida o bebida ácida, como puede ser un zumo de naranja. El mejor momento es aproximadamente unos 40 minutos después de comer, un vez que se han regulado los citados niveles de acidez de la dentadura.

Y así mismo debemos aprender a cepillarnos bien los dientes, porque demasiado a menudo tendemos a replicar los malos hábitos que aprendemos cuando somos pequeños. La forma correcta de hacerlo es empezar por una esquina de la boca y seguir lentamente uno por uno, sin dejarnos ningún diente, durante unos dos minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *