Mi salud es vida

Otro sitio realizado con WordPress

Alimentación adecuada para entrenar

appetite

El entrenamiento físico debe incluir ejercicio aeróbico, ejercicios de fortalecimiento, entrenamiento de fuerza muscular, ejercicios de equilibrio, flexibilidad y estiramiento.

  • La base en los programas de entrenamiento físico, es el ejercicio aeróbico, llamado también “cardio”. Este tipo de ejercicio provoca aceleración de la respiración, aumentando considerablemente los niveles de oxígeno en sangre. A medida que mejora la condición física aeróbica, en esa misma medida los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos van a transportar más eficientemente el oxígeno a los tejidos del organismo. Bailar, caminar, andar en bicicleta, nadar, trotar, son ejercicios aeróbicos que utiliza los grandes grupos musculares y esto hace que aumente la frecuencia cardíaca.
  • Ejercicios de fortalecimiento, los músculos centrales (abdomen, espalda baja y pelvis), protegen la espalda y conectan los movimientos superiores e inferiores. Ayudan a entrenar los músculos y refuerzan la columna vertebral. Un ejemplo de ejercicio de fortalecimiento son los abdominales.
  • Entrenamiento de fuerza muscular, este tipo de entrenamiento, por lo menos dos veces a la semana, ayuda a aumentar la fuerza ósea y la condición muscular, además ayuda a mantener la masa muscular cuando se hace un programa de pérdida de peso, sentadillas, abdominales y flexiones, son básicos para lograr esto.
  • Ejercicios de equilibrio, estos son ideales para las personas mayores, debido a que el equilibrio suele deteriorarse con la edad causando caídas y fracturas. Tratar de mantener el equilibrio sobre una pierna el mayor tiempo posible mejora notablemente la estabilidad.
  • La flexibilidad forma parte importante del entonamiento físico, los ejercicios de estiramiento aumentan la flexibilidad. El estiramiento mejora la postura y da mayor amplitud de movimiento a las articulaciones. Es necesario ejercitarse por lo menos 5 a 10 minutos antes de estirarse o estirarse después de realizar ejercicios porque los músculos se encuentran más calientes .

 

Entrenamiento físico y alimentación

El ejercicio físico y una dieta balanceada garantizan el buen estado de salud físico y mental. Estos dos elementos evitan la obesidad, principal causa de los siguientes  problemas de salud:

  • Problemas metabólicos como diabetes mellitus e hipertensión arterial.
  • Artrosis, problemas de columna.
  • Ateroesclerosis, ictus.
  • Problemas respiratorios.
  • Problemas psicológicos como baja autoestima.

 

La alimentación antes de entrenar:

¿Sabes que debes comer antes de entrenar? En tuentrenador.me te lo explican.

Cabe señalar que los alimentos ingeridos antes del entrenamiento físico, te ayudarán a obtener mejores resultados porque disminuye el riesgo de lesiones. Para lograr esto, las grasas, las proteínas y los carbohidratos, deben encontrarse en cantidades adecuadas.

  • Grasas o lípidos, en el organismo hay depósitos de grasa, de ella se obtiene energía pero es muy lenta su degradación, por tanto no es recomendable debido a que disminuiría la atención del cerebro hacia ese proceso y no hacia los músculos los cuales tienen la mayor captación de energía en el entrenamiento. No es recomendable su ingesta antes del mismo.
  • Azúcares o carbohidratos, se deben ingerir carbohidratos de absorción lenta para energizar las células y no sentir cansancio o una lipotimia durante el ejercicio. Si estos azúcares son integrales, son mucho mejor debido a que se absorben más lentamente.
  • Proteínas, durante el ejercicio juegan un papel fundamental porque evitan ralentizar los procesos de destrucción muscular.

Para evitar los calambres durante el ejercicio también hay una serie de sustancias necesarias para ayudar a los músculos, entre ellas se encuentran: los electrolitos como calcio, potasio y magnesio.

Como conclusión se puede afirmar que la alimentación antes, durante y después del entrenamiento es muy importante para maximizar el rendimiento físico, pero además ayuda a la pronta recuperación y a la compensación de los músculos que intervienen en las rutinas de ejercicios que lleves a cabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.